Medita, Aquí y Ahora

 

Medita, Aquí y Ahora

En esta sección podrás acceder a meditaciones que podrás realizar en cualquier momento, en el Aquí y Ahora. Esperamos que te sirvan para progresar en tu Camino -Dô-

Namasté

 

Con Vela

Instálate en tu lugar favorito para la práctica de la meditación y te aseguras de que nadie te pueda molestar. Te colocas en una posición cómoda, sentado bien en el suelo o en silla, con la espalda recta. Enciende una vela y ponla delante de tí, que la puedas contemplar sin forzar la posición de la cabeza. Si lo deseas puedes poner una música que te guste y encender un incienso. Comienza llevando la atención al espacio que ocupas; no hay nada de lo que te encuentras en la vida cotidiana así que no lo traigas dentro del espacio de meditación con tu mente. Y respira, normal pero pausado, muy consciente. Procura que la inhalación expanda tu pecho lo máximo posible y también de que vacías totalmente los pulmones con la exhalación. Esta fase de concentración te llevará de cinco a diez minutos, o más si lo deseas y te sientes cómodo.

Ahora, con los ojos entrecerrados, fijarás la vista en la llama que tienes delante observando sus detalles; el vaivén de la llama, luminosidad, y los miles de reflejos que se forman alrededor. Cierras los ojos y visualizas la llama con sus detalles. Si no lo consigues entreabre los ojos para capturar la imagen una y otra vez hasta que consigas visualizarla en el interior de tu mente. Estarás en esta fase de atención plena durante unos diez minutos aproximadamente, más si lo deseas y te encuentras con ganas. Cuando lo consideres oportuno cerrarás la sesión con tres inhalaciones y exhalaciones profundas y largas. Antes de levantarte dedica unos momentos a agradecer al Universo el momento de paz y sosiego del que has disfrutado. Ofrece esta meditación al Universo para que todos los seres sensibles puedan vivir en paz y armonía. Da por finalizada la sesión. ¡Namasté!

Copyright © 2017 All rights reserved. Diseño y programación WEBIDEAS.ES
Top